Farewell, Bowie.

Tratando de recordar cómo me volví fan del gran David Bowie vienen a mi mente varios momentos, aunque destacan dos o tres de cuando era adolescente y me gustaba ir a Johnny Rocket’s para poner en las mini rockolas “Young Americans”, también ese periodo de mi vida en donde “Let’s Dance” era mi himno y me llenaba de felldicidad bailarla y cantarla a todo volumen al llegar a casa de la escuela (y que ahora evolucionó a “Cat People”) o de cómo una vez en ZARA de la Gran Vía en Madrid conseguí la playera de Aladdin Sane en el departamento de hombres y le tuve que hacer modificaciones para poder usarla; son recuerdos muy divertidos que Bowie le dio a mi vida.

Hace un año ví un documental de la exposición que le hicieron en el Victoria & Albert Museum, en Londres (Uno de mis museos favoritos en el mundo) y contaban varios aspectos de su vida sin duda era un ser lleno de muchísimas aristas y muchísima visión artística era tan versátil que sin lugar a dudas resulta enigmático, eso aunado a su talento musical lo vuelve todo un ícono.Si no lo han visto, creo que es un gran momento para hacerlo y conocer uno que otro detalle de su vida.

w610

Estaba en Twitter cuando me enteré que había muerto, leí el tweet de su cuenta oficial y me pareció que era una broma de pésimo gusto… Luego entré en shock  por un buen rato cuando asimilé la noticia pero seguí leyendo tweets que seguían confirmando la situación, leí que la causa fue cáncer y fue ahí cuando el shock se volvió resignación.
Inevitablemente recordé cuando en la prepa mi profesora de filosofía decía que la enfermedad del siglo XXI era la depresión ¡Qué equivocada estaba! ¡El cáncer! ¡¡¡¡¡¿Qué pedo con el cáncer?!!!! No es posible cómo el cáncer está exterminándonos de manera tan cruel y claramente sin piedad ni distinción.

Me resulta difícil imaginar alguna vez tener a otro artista del tamaño de David Bowie, me parece que todas las circunstancias que lo rodearon fueron infinitamente afortunadas y llenas magia pero también me resulta fascinante haber coincidido con su existencia en este mundo, sin duda es un momento triste pero pensemos que al menos nos dejó un último disco, el cual sin que lo digan podemos deducir que está lleno de amor y devoción, consideremos que en el proceso seguramente Él ya sabía que tenía cáncer.

Les dejó mi más reciente obsesión con Bowie.
Me regalaron el vinilo de este sencillo, verlo girar es una experiencia maravillosa.

¡Farewell Bowie!
¡Te vamos a extrañar!

Trippy. The Next Day – David Bowie.

Un vídeo publicado por Eva Nat Pedrozo (@evenat) el 3 de Ago de 2015 a la(s) 10:44 PDT

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s